viernes, octubre 21, 2005

Viñetas


El Faro es el dibujante de la viñeta diaria que podemos encontrar en el Diari de Tarragona. Sustituyó al inefable y magnífico Napi, el cual dejaba el listón muy alto con su corrosivo análisis de la actualidad tanto de la ciudad como del país y del mundo. Y a estas alturas hay que reconocer que a pesar de unos inicios un tanto flojos ahora El Faro ha alcanzado un nivel maravilloso.

Es cierto que tal como está el mundo y viendo que los políticos que dicen representarnos son cada vez más tristes caricaturas de los guiñoles (estos sí que son coherentes y se les ve venir, estos sí que tienen personalidad, y no los mentecatos de carne y hueso que se creen superiores por méritos que no son suyos). Por eso ser humorista hoy en día es una via de escape al tiempo que una amargura por ver que quien debería tomarte en serio no lo hace, y que no ven que los chistes en ocasiones son toques de atención.

En cualquier caso aquí está la viñeta de hoy, que me ha llegado al alma, tanto por lo que dice como por el homenaje a Quino y Mafalda.

Otro día hablaré de Quino, ese hombre sencillo y humilde que ha plasmado la esencia del alma humana en tinta negra sobre hojas en blanco, con sus claros y sombras. Sólo diré que si viene una horda de extraterrestes y piden un embajador de la humanidad para conocerla y decidir si la destruyen... yo mandaría a Quino.

1 comentario:

Horacio dijo...

con el tiempo que hace que hiciste este post no se si vas a leer el comentario... pero el dibujo me parece absolutamente genial!! casi tanto cómo el del arbol y el bosque (relogion en las escuelas y tal...).
bueno, lo que quería decir es que me he tomado el dibujo "prestado" para ponerlo en mi blog.
gracias!! :)