jueves, marzo 02, 2006

Radicales no gracias

Como todo siga así esto se va a convertir en el noticiero noticioso. La verdad es que esta noticia es de las que te hace coger aire profundamente, y resoplar cansado.

"Colocan un artefacto explosivo contra el espectáculo de Leo Bassi en Madrid " (elpais.es)

En esta obra por lo visto Leo Bassi critica el monoteismo y el antiguo testamento. Desde que empezó su representación ha recibido amenazas de todo tipo e incluso tuvo una manifestación en la puerta de 200 personas de un partido de ultraderecha (no del pp, que se ve que los hay más a la derecha aún) y ultracatólicos.

Sinceramente, me parece esperpéntico. Las personas que defienden la religión de esa manera considero que son precisamente las más alejadas de ella. En un principio dan un poco de pena, pero me dan más miedo, y una considerable repulsión. En general los radicales de cualquier color son personas con las que es difícil razonar y esa cerrazón me saca de quicio.

Lo malo es que en todos lados cuecen habas.

Si tienen tanta fe en sus creencias no deberían de sentirse atacados por nada ni nadie, pero me temo que hay a quien le superan sus complejos.

Vaya desde aquí mi más sincero apoyo a Leo Bassi.

"Aunque no comparta tus ideas, defendere con mi vida tu derecho a expresarlas" Voltaire

5 comentarios:

Presidencia de RyanAir dijo...

bueno, eso de que no eran del PP permiteme que lo dude. Y dentro del PP hay muchos de ultraderecha

(el ingles)

chocoadicta dijo...

"En general los radicales de cualquier color son personas con las que es difícil razonar y esa cerrazón me saca de quicio" ... completamente de acuerdo. Imposible razonar con quien no quiere escuchar, pero peor aún es esa intolerancia que les lleva a que todos tengan que pensar como ellos por que sí.
Beso

ella dijo...

Odio cualquier radicalismo. Soy demasiado racional como para entender de fanatismos, que -al fin y al cabo- es lo que son: fanatismos (y seguro que estas personas son de las que se llevan las manos a la cabeza, por ejemplo, con la respuesta de cierto sector islámico a las caricaturas de Alá. ¿No se dan cuenta de que ellos son igual de fanáticos?)

Medea dijo...

Hombre no soy fan de Leo Bassi (ese es el que comía caquita? :D..está fatal..) pero mucho menos de la ultraderecha.. ese lugar ultraalejado de la razon. Como se puede defender la tolerancia con intolerancia? esta es una cuestión digna de hacerles para ver que excusa te ponen.

Bienvenidos al circo del mundo: entradas gratuitas..

Besos

Prometeo dijo...

Presidencia; Por lo visto eran de un partido llamado AES, y llevaban una pancarta en contra de Zapatero (sí, alucinante, está claro que a esta gente le cuesta razonar hasta lo más mínimo. Tan triste como patético). Y tienes toda la razón, el PP está surtido de ultraderecha, aunque tienen la desfachatez de negarlo, o lo que es peor aún, ni son conscientes. Eso ya me da hasta miedo. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Chocoadicta; Fanatismo e intolerancia, siempre de la mano. Aunque por detrás van los complejos, los miedos más absurdos y la falta de perspectiva. Esta gente daría pena si no fuesen tantos y si no hiciesen tanto ruido (y a veces tanto daño). [Suspiro]. Un beso y un rayo de sol ;-)

Ella; totalmente de acuerdo. Aunque me temo que lo peor de los fanáticos es que ellos consideran que son los poseedores de la verdad, los fanáticos buenos. Que horror.

Medea; Leo Bassi no comía caquita, por el amor de diós!!!!! Comía Mierrrrda!!! jejeje. En general todos los ultras acaban en el mismo lado, y no me gusta. Por no gustar no me gusta ni el ariel ultra, imaginate ;-)
Esa gente responde con evasivas, frases hechas, razonamientos que no vienen al caso y encima son los primeros que te exigen que les respetes su forma de pensar. Quién menos da más quiere.

Ojalá hubiese vacuna para ciertas cosas. Dicen que la cultura es una, pero he llegado a ver fascistas la mar de cultos así qeu ya no se.
Abrazos cálidos, que reconforten de estas sensaciones, para tod@s