lunes, enero 29, 2007

El peso de la memoria

Es curioso como lo que ha sido, por haber sido, no puede volver a ser, ni siendo lo que nunca fué.
Lo que tuvo un nombre no puede seguir teniendo el mismo una vez ha cambiado, una vez ha acabado.
Lo que vino después es ya otra historia.


Y todo esto pa decir que volver a escuchar las canciones del Aidalai de Mecano (mi primer CD) tantos años después me ha dejado contrariado.


2 comentarios:

Medea dijo...

Bueno, siguen teniendo su "que"...

bellosoli dijo...

useasé, que el tiempo lo deja todo anticuado, por mucho que la memoria se esfuerce en idealizar.