lunes, septiembre 06, 2010

La ciudad condenada

La Ciudad de México es una ciudad con mayúsculas. No solo por ser una de las más pobladas del mundo (ocho millones en la ciudad, y se dice que veinte millones en la zona metropolitana, que cubre parte del Estado de Mexico, que rodea a la ciudad de Mexico D.F.), si no tambien por la historia. Fue fundada por los Mexicas (conocidos como Aztecas en el resto del mundo), pueblo indígena que dieron tumbos de un sitio a otro hasta que llegaron a una isla en medio de el lago Texcoco y alli vieron la senyal que correspondia con las profecias: Un águila devorando una serpiente posada sobre un nopal (un cactus). Sí precisamente el símbolo que podeis ver en la bandera de México.

Esa isla se correspondía con el centro del universo, o al menos de su universo, y alli construyeron la ciudad a la que llegaría fascinado Hernan Cortés. Y el resto es historia.

Hoy la ciudad se extiende hasta el horizonte, despues de ser fundada, refundada y reconstruida. Hay quien la considera un monstruo, otros una maravilla, pero lo que es cierto es que nadie la conoce del todo. Lo que todo el mundo sabe es que está condenada, y viven esperando la llegada de cualquiera de los tres jinetes del apocalisis que merodean por la ciudad:

Inundaciones
El lago fue desecado y la ciudad fue construida sobre esos terrenos. Lo cual convierte la zona norte en sumamente propensa a las inundaciones.

Terremotos
Todos los edificios incluyen indicaciones de que hacer en caso de emergencia, pero tambien en caso de sismo. Y es que en Septiembre de 1985 ya sufrieron un terremoto (8,1 grados Richter), causando 10.000 muertos y destruyendo 30.000 edificios. El efecto del terremoto se magnificó precisamente por el hecho de que la tierra desecada ganada al lago se comporta de forma sumamente inestable, haciendo que los edificios caigan como castillos de naipes.

Volcanes
En el sur nos encontramos a los volcanes Ajusco, Xitle, Chichinauhtzin, Tláloc y Teuhtli. Y sí, alguno desprende fumarolas aún hoy. Si además nos fijamos al pasar por el sur de la ciudad que se ven rocas volcánicas por doquier, no es descabellado pensar que por donde un dia corrió la lava bien puede volver a pasear por lo que ahora son calles y carreteras.

Conclusion: México DF está condenada, por el norte, por el sur, e incluso desde sus propias entranyas. Todo el mundo lo sabe, y pese a todo sigue viviendo y haciendo crecer este monstruo multicolor, que no muerde, pero algún día aullará.
Y lo realmente sorprendente es la naturalidad con la que la gente lo vive. Pero no es tan descabellado desde la perspectiva mexicana. Despues de todo tienen una relación muy especial con la muerte, y por extensión, con la vida.

5 comentarios:

bellosoli dijo...

si... y la catedral se hunde. Eso les pasa por construir sobre los lodos de un lago desecado.

8 millones, ya ves... un poquito más grande que la nuestra!!!

Si empiezas a oler a azufre... coge el avión y lárgate!!!

Anónimo dijo...

Interesante reportaje, se observa que sos un experimentado escritor, demuestras informarte antes de publicar, eso es apreciable, y si bien los datos son veraces, la situación no es tan crítica, pero acá entre nos, el verdadero jinete, el apocalíptico no se desborda en devastación meteorológica, no, el verdadero es más bien político y narcotraficante, la región es muy estable, excepto por ciertas zonas delimitadas (zona centro) las cual, si, tienden a ser susceptibles a los sismos, pero es efímera, comparada con la gran extensión firme y segura, las inundaciones, ya no son frecuentes, y si de verdad hubiera una de proporciones catastróficas, no sería tan dramática, ya que las zonas proclives también están delimitadas y hay un plan especifico para abrir los vasos contenedores, (de muy amplias proporciones y distribuidos por todo el distrito y zonas aledañas) que ya imploran por un poco de precipitación( llevan años completamente secos), con respecto a los “volcanes”, los que fueron en su tiempo chimeneas, no, hay registro de alguna erupción, El Tehutli ya es considerado simplemente cerro, no quedan probabilidades de riesgo y los otros dos de igual forma, el único de cuidado seria el Popocatepetl, pero queda a demasiados Km de distancia, en si la zona comparada con toda la urbe es tan segura y agradable que le gente no para de amontonarse en sus perímetros.
sin duda, cuando el juicio nos caiga no será cataclísmico, será más bien gubernamental, demográfico o cultural, la sociedad se vuelve decadente y corrupta.
Vale men, sin más por el tiempo, le extiendo saludos, de aquí de México, donde el verdadero meollo de la desplome se observa.

Eral dijo...

De verdad no es tan trgico.

ERAL. dijo...

No soy anonimo, pero se me habia olvidado acceder.

sania jamil dijo...

watch online Geo Kahani live streaming