lunes, diciembre 04, 2006

No es Boadicea porque no quiere

Los primeros días en Irlanda no fueron especialmente divertidos. Tenía que encontrar casa para los próximos meses, o como mínimo algún sitio que no fuese el B&B donde me sangraban cada día.

Vi muchas casas, muchas habitaciones, y no tardé en ver que encontrar un sitio no era difícil, pero sí lo era encontrar un sitio que solucionara más problemas de los que creaba.

Cuando vi la habitación en la que estoy tuve serias dudas. Tenía potencial, para lo bueno y para lo malo. Así que volví a pasar por ahí un par de horas después de que me la enseñara el propietario, para poder hablar con los inquilinos. Y fué entonces cuando la conocí.

Tenía el nombre de una reina celta, y un acento treméndamente cerrado. Estuvimos hablando durante un buen rato. No me resolvió demasiadas dudas, y casi me despertó unas cuantas más. Los chicos no limpian y ella se había cansado de limpiar, aunque hasta entonces limpiaba cada semana y sacaba la basura, porque claro, eso son cosas que se supone que deben hacer las mujeres. Bueno, o eso creen los chicos. Claro que es algo machista, pero así son las cosas. No se había fijado en que el suelo de la nevera estaba cubierto de algo verde, así que me dijo que eso debería llevar poco ahí. Como no nos conocíamos preferí no contrariarle y comentar que pocas cosas se vuelven verde en "poco tiempo".

Por aquellas cosas de la vida preferí ir a vivir con ella y otros tres en esta casa en lugar de vivir en con cinco chicas de primero en el campus de la universidad. Si fue la mejor idea, si acerté o no, es lo de menos. Ahora llevo dos meses aquí y estoy bien. Y nuestra reina celta no deja de sorprenderme.

No es sólo porque no se atreva a explicarme los chistes verdes que dicen en la tele, o porque tenga que explicarle los capítulos de CSI, o porque para ella cocinar es cocer una patata, o porque ponga una lavadora con un top porque "tenía prisa" y se sorprendiese cuando le dije que lavándolo a mano acababa antes.

Y lo seria que se pone cuando habla de cuando alguien vió un ratón en la cocina y le dijeron que quizás había pasado por la tostadora (a por migas, digo yo). Desde entonces no la usa, y prefiere hacer las tostadas en el horno, con el grill a tope. Así que no debería haberme sorprendido cuando a los dos días de haber llegado me despertó la alarma antiincendios y me encontré rodeado de humo al abrir la puerta. Era normal que desayunara tostadas, no? Aunque ya le había pasado algo parecido otra vez que se fué a ver la tele también.

Yo a veces no se que cara ponerle. Cuando me pregunta fascinada cómo se hace una tortilla francesa, cuando me dice que es más importante arreglar el teléfono que la calefacción, o cuando dice que la mantequilla sirve para encender una hoguera. Cuando me dice que lleva todo el día sin comer porque está de régimen y luego se hace un bocadillo de patatas fritas. Cuando dice que todas las mujeres son "bitches" y todos los hombres "bastards", que la semana que viene tiene que ir a misa, que quiere ser policía, que no, que ahora quiere ir a Australia, que viajar te abre la mente y va bien.

Esta es nuestra reina celta. La mujer increible, cuya risa podrías poner como melodía del movil, capaz de sorprenderte cada día, y sin avisar. La mujer que casi me convenció para hacerme un seguro de vida.

8 comentarios:

Gill Bates dijo...

Pone la lavadora solo con un top!!! que morbazo!!! Es la pornochacha irlandesa.

el ingles exiliado dijo...

eso es amor, Prometeo, eso es amor

La vice dijo...

OH!!!! Qué bonita historia de amor Prome!! La vas a traer por navidad? jejejejejejejejejejejeje

la vice dijo...

Por cierto, hoy es Santa Bárbara, patrona del fuego, los explosivos, los truenos... no queda muy claro.

Total, que si conocéis alguna, felicitadla!!!!!!

;)

Prometeo dijo...

Gill Bates; Digamos que tiene tanto morbo como sentido común, es todo cuanto se puede decir de tan curiosa muchacha. Si es verdad que "por sus obras les conocereis", entonces no hay mucho que añadir.

El inglés; Pues mira que hay algo que no se porque me dice que no, jejeje.

Vice; Sin duda, no. Por mucho que tenga ganas de viajar creo que el mundo es suficientemente grande como para que busque otros destinos la moza. Con dos meses de convivencia ya tengo bastante :)
Gracias por recordarnos tan insigne fecha. La vecina de al lado es checa y se llama Bárbara, y sin duda es digna de llamarse así. Explosiva, sin duda. Que caracter. Jejejej.

Abrazos!!

Gorka .G dijo...

"No es sólo porque no se atreva a explicarme los chistes verdes que dicen en la tele, o porque tenga que explicarle los capítulos de CSI"

Si le tienes que explicar CSI, quien te dice que haya entendido los chistes verdes de la tele?

De todas maneras, es candidata a que la traigas un verano. Viajar abre muchas cosas, no solo la mente.

Salu2

thalatta dijo...

ya me he puesto nerviosa solo con leer lo tuyo, ¿qué será vivir con ella? aggggg, pero tiene su encanto sí :), aunque no sea más que en el nombre.
Besos

bellosoli dijo...

joer! yo a lo mio... te quedaste en esta casa pudiendo haber estado en otra con cinco tias???