sábado, septiembre 16, 2006

De viajes y maletas

Dicen que los viajes empiezan en el momento que comienzas a hacer la maleta. Ese es el momento en el que mentalmente empiezas a estar allí, y a dejar de estar aquí. Es posible que empieces haciendo un listado mental de las cosas que necesitarías, de lo que tendrías que cojer, anotando aquel detalle importante que no puedes olvidar y que la última vez dejaste encima de la mesa.

Pero sin duda el momento clave es cuando pones la maleta encima de la cama y la abres haciendo que las cremalleras suenen como el rugido de los motores del avión al despegar. En el momento que te enfrentas al vacío de esa maleta que tendrá que contener los accesorios de tu vida que te disfracen para esa aventura que acabas de empezar. Y junto a ellos llevarás las decisiones que te han conducido a ese momento, y las renuncias que dejas atrás (familia, amigos, amores, seguridades, placeres, vicios, hogar, complicidades, historias, y todo ese entorno que conocemos como raices). Sin olvidar tampoco los sueños e ilusiones que te dan aliento y esperanzas para dar cada uno de los pasos que se avecinan.

Y por mucho que llenes la maleta no podrás evitar dejar un hueco para llevar contigo todo aquello que no cabe pero que esperas que esté ahí cuando llegue el momento del retorno, todas aquellas razones por las que ningún lugar del mundo será jamás como el que vas a dejar atrás. Por esas razones sabes con absoluta seguridad que pase lo que pase el día que vuelvas lo harás con una sonrisa tan grande o más como la que tienes en el momento de irte.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Estás seguro que no quepo en la maleta???? ;)

Un beso,

S.

Nury (gaby) dijo...

Hey vacoburro!

fijate k estaba x aki, y te visto, lo k son las cosas..!

este finde vienen marce, mara y stefano. les e mandado un meil para k vengas al dorado l domingo. a ver k dicen. informo x si kieres venir.

he visto x ahi la entrada de bruxels!
aun no tengo las fotos :-(
seras muy buen fotografo pero si no las pasas no se aprecia!

staria bien poder darles su video d la boda, pero no se pasarlo al ordena...al menos las fotos...si tienes un ratín!

esta cartaza no tiene nada ke ver con el post pero...bueno...tb era interesante...si...ejem..

besos

bohemioloco dijo...

eym que bien te qedo ese post, yo siempre ando haciendo pequeños viajes aqui en Panama y todo lo que dices es tan cierto,,,jejeje
cuidate amigo,, y quieta el bar bohemio que ya no existe!"!!:)

ella dijo...

Me muero de ganas de volvrer a sentirme como relatas en el post. Me muero de ganas de cerrar las cremalleras de la maleta :D

iReYaNiL dijo...

Me encanta cómo lo has contado...
Y realmente es así, podemos no querer volver, pero siempre habrá una razón por la que sonreiremos al hacerlo... :D
Un saludo!

chocoadicta dijo...

Me encanta viajar, reconozco que hace tiempo sentía casi lo que has descrito cada vez que hacía la maleta, pero ahora ya no es así. Después de hacerla varias veces ya no me planteo significado alguno y casi mecánicamente la hago en unos minutos. La tarea perdió su encanto... :)

Gill Bates dijo...

Un regalo desde la punta norte de dinamarca.

http://picasaweb.google.com/soyescandinavo/Trip12324Sept06/photo#4979055089579720722

Besitos
PD: Para cuando un link a soyescandinavo?

Gill Bates dijo...

¿? parece que no se ve muy fino.

verx dijo...

que te cuentas nacho! :P donde estás metido?

Reena dijo...

Precioso, eso mismo es lo que siento yo cada vez que tengo que hacer una maleta.

Pones todas las cosas que tienes que llevarte encima de la cama y dices...todo esto no me cabe. Y me da pena dejar esto, esto y esto...

Y lo mismo pasa con las mudanzas!