miércoles, julio 26, 2006

Bruselas, la ciudad posible


Una semana en Bruselas, la presunta capital de Europa, la de los pueblos y la cultura. Un lugar donde todo el mundo es amable y hasta los barrenderos hablan idiomas. Donde el metro no tiene control de acceso, donde los edificios cambian de color de noche, donde los locos inventan cervezas, y los borrachos hacen botellón en la plaza.

Una ciudad que podría ser cualquiera si todos tuviésemos los mismos sueños. Una ciudad con lo bueno de París, y sin lo malo. Una ciudad donde a cualquiera pueden confundirle con Gary Neville.

Una semana magnífica, que habría sido menos si las casualidades no fuesen tal como son, que el avión estuviese lleno y aquel chico necesitase un billete para esa misma tarde. Cosas que pasan y un favor mutuo.

La buena vida no es tener más o menos, sino simplemente no tener que preocuparse demasiado. Por eso el haber podido dormir en colchonetas en una casa preciosa y entera a nuestra disposición todos estos días ha sido una pasada.

La boda ha sido fantástica, sencilla y suculenta al mismo tiempo. Sin excesos pero exquisita, siempre y cuando aceptemos fuegos artificiales como un extra aceptable.

Y creo que después de esta semana he decidido ser mala persona porque después de dar con gente tan buena han conseguido hacerme sentir mal. Así que seré malo para hacer sentir bien a los demás. ¿Qué os parece?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Que no sabrás ser malo ;)

S.

ella dijo...

Si ya tenía ganas de ir a Bruselas... imagínate ahora!!! (terrible decisión: Londres con una personita muy importante, Amsterdam o Bruselas??)

Bienvenido :)

Idgie dijo...

Llevo un tiempo sin pasarme por tu blog, voy a hacer un repasito!
Un besote

Medea dijo...

Bueno, bueno, esa comparación con Paris no me ha molao :D

Saludos

aroablog dijo...

Mejor ser bueno, mejor ser bueno... Un besote ;)

alp dijo...

Jejeje... graciasa resolución. Lo mejor es ser bueno siempre! ;)

Un abrazo y me alegro de que hallas disfrutado!

Gorka .G dijo...

A veces pecas de breve. Las palabras de más no hacen daño, matizan y aclaran. Que pasó en los lavabos para que te dieran aquel billete? (esto es lo que pasa si no aclaras, ves?)

Bohemio dijo...

una pena que este tan lejos.. capital de europa dices...wao...
hola, soy lucas, te venia a decir mi nuevo blog.. bohemioperdido.blogspot.com.
porque el viejo ya no existe

TERESA dijo...

No te conozco,pero espero que seas bueno,asi habra mucha mas gente contenta.

TERESA

Prometeo dijo...

S.; Todo es ponerse, a ver que pasa. El problema es que muchas veces no sabemos si somos buenos o malos hasta que nos lo dicen.

Ella; hummm .... yo iría a Londres. Lugares maravillosos hay muchos pero oportunidades de compartir algo con personitas muy importantes pues hay menos. Suerte con tu nuevo rincón.

Idgie; Bienvenida, pasa cuando quieras, y que no falte de ná.

Medea; Na, que los adicto-fanáticos a París no aceptais según que críticas, ok ok. Aisss.

Aroa; Eso creo yo, pero como no sé cómo va eso de ser malo pues vete a saber, que quizás es la repera y yo sin saberlo. Habrá que probar, aunque me da a mi que no me va a salir.

Alp; Ya veremos como va, porque de momento la resolución no va a buen puerto, ya te aviso. Aunque dicen que lo mejor es poder elegir en cada momento.

Gorka; Hasta en lo impensable encuentras como pensar en ello, por diós. No pasó nada y no hay testigos que me contradigan, es todo cuanto tengo que decir.

Bohemio; Pues sí, hay que reconocer que te queda un poco lejos pero también es cierto que cada día está más cerca. Felicidades por el cambio, espero que sea para bien.

Teresa; Aiss, que bonito. Que ganas de hacerme dudar de mis planes, cachislamar. A este paso entre todos vais a acabar por convencerme!

Muchas gracias por vuestros comentarios, espero que estéis muy bien y que la vuelta al mundo real después de las vacaciones no haya sido muy traumático. Sed buen@s que yo ya veré a ver que hago.
Abrazos y besos al peso!