viernes, junio 15, 2007

De tatuajes

Este es un post atipico en el blog, que no viene a cuento de nada, ni aporta nada al universo, pero que simplemente me hacia ilusion escribir.

El caso es que tengo que reconocer que hay algunos tatuajes que me gustan. No todos, ni mucho menos, pero hay cierto tipo de tatuajes que me seducen, en parte por el diseño (si es minimalista, detallado y de calidad), y por otra parte, además, por el lugar donde están.

Por ejemplo,me fascinan los tatuajes en los pies. Desde alrededor del tobillo hasta la parte superior del pie. No se porque, después de todo es una parte de la anatomía femenina que no me llama especialmente la atención (nada de fetichismo ni nada parecido). Pero el caso es que me resultan muy atractivos. Incluso os confesare que si alguna vez me hiciese un tatuaje, seguramente sería ahí cerca. Siempre algo sencillo y minimalista.

Tambien me deslumbran las manos adornadas con henna. Realmente la henna tiene algo muy interesante, quizás su caducidad. Los típicos diseños, trabajados con mimo y detalle, suelen gustarme mucho (menos cuando son abigarrados y excesivos). Un tatuaje en las manos me llamaría muchísimo la atención, pero también me preocuparía un poco por ser demasiado extremo (las manos quizás es ir demasiado lejos).

Los tatuajes al final de la espalda pueden llegar a trastornarme (lo reconozco), pero tienen que tener algo original, porque al generalizarse han dejado de llamar la atención. Aunque hay que reconocer que en ocasiones cuando el disenyo y el marco acompanyan pueden resultar soberbios.

Eso sí, un tatuaje en la nuca puede volverme absurdo, y hacerme perder la noción del resto del universo. Me debilitan, lo sé.

No sé que es lo que tienen, quizás es que inviten a esa especie de sinestesia que es ver con las manos y sentir con los ojos. En cualquier caso pueden ser algo mucho más serio de lo que muchos creen y creo que no deberian de ser decisiones tomadas a la ligera. Despues de todo son de estas pocas cosas que realmente si son para toda la vida.

#Otro post con solo algunos acentos por la gracia de Micro"cadadiateodiomas"soft#

4 comentarios:

Esther dijo...

Pues yo tengo claro que, en el caso de que me hiciera uno (que por cierto ayer mismo lo hablaba con una amiga! qué cosas!), me lo haría en le pie, cerca del tobillo. Me parece el más sencillo y lo encuentro muy atractivo! Además creo que sería el más inofensivo para la salud, no?? El que no me haría nunca es el de la espalda, pero el de nuca no te diré que no me ha llamado la atención... la de cosas que me quedan por hacer!

Doctor Macizo dijo...

Buenas notxes prometeo,

totalmente de acuerdo con lo que cuentas de la capacidad turbadora de los tatuajes.

La diana al final de la espalda empieza a ser como dices muy vulgar, como el tanga que sobresale, pero visto desde lo alto de una 'bicing' hacia otra 'bicing' en, digamos, las ramblas, no está mal.

Mi preferido: la zona pie / tobillo, sobre todo el lado convexo del pié, entre el empeine y los dedos: un lugar históricamente desaprovechado.

Por cierto, no entiendo cómo sigues prisionero de Microsoft, ¿no puedes prescindir de ello gracias a la nueva alianza de los
mozzilla,
netvibes, (http://www.netvibes.com/)
linux, y demás cometidores pequeños e inteligentes: no te preocupes, acabaremos con ellos (BG y cía), es cuestión de tiempo.

Un abrazo, dm

Gill Bates dijo...

"Este es un post atipico en el blog, que no viene a cuento de nada, ni aporta nada al universo, pero que simplemente me hacia ilusion escribir."

Eso no es atipico amigo mio, eso es el pan de cada dia en vacaburra, me atreveria a decir que el absurdismo que no aporta nada es el leimotiv del vacaburrismo.

Carlos de Antonio dijo...

A mí elque me encanta es él de un coleguita pirao. Resulta que como no le dejaron hacerse una mosca detrás de la oreja se hzo un escarabajo pelotero, ya os imaginaís donde..o cerca de donde..
que crack!
Un beso prometeo