jueves, mayo 24, 2007

El juego de las sillas en el Dail Eireann (parlamento)

Hoy se celebran elecciones en la Republica de Irlanda. Hace un par de meses que aparecieron los primeros carteles colgados de las farolas. Por suerte, como se suponia que iba a llover, nadie se dedica a pegar carteles de papel (practica digna de abandonarse de una vez por todas). Pero cada farola tiene dos o tres carteles de plastico atados al poste.


El batiburrillo de partidos es considerable, y resulta dificil de aclarar, porque incluso sin saber nada sobre cada uno ya se puede percibir que son todos practicamente iguales. Y esa es la gran queja. De los 75 anyos de republica, el partido Fianna Fail ha estado en el poder 50. Se les atribuye el parto del Tigre Celta, que convirtio a Irlanda en un foco atractor de empresas tecnologicas cambiando la dinamica de emigracion y miseria de los ultimos 200 anyos. Por eso Irlanda es como un ninyo de campo en la gran ciudad, con dinero y sin saber que hacer con el. Todo el mundo habla del fin de la burbuja, del crash, de las orejas del lobo.
Al parecer hoy Fianna Fail volvera a ganar las elecciones. Pero todo hace presagiar que este es el principio del fin, y en las proximas elecciones cabe la posibilidad de que el futuro haya hecho presentes las condiciones para que haya un cambio. A saber. Fine Gael es el partido que le va a la zaga, de la mano de los Laboristas, aunque no parece que ofrezcan nada a parte del cambio de jugadores en la misma partida. Y en la sombra aparecen Los Verdes, con la cabeza mas fria y los pies mas en tierra que la mayoria de partidos verdes del continente, que junto al Sinn Fein y los Democratas Progresistas (de los que no se nada) parece que pueden tener la llave del gobierno.

Y es precisamente el Sinn Fein el que parece quue puede cambiar el escenario. Me he encontrado con no pocos comentarios que consideran que el Sinn Fein es el unico partido que trata de hacer cosas.

En definitiva, hoy empieza el juego de las sillas, en un pais en el que aunque se quejan de sus politicos de perfil bajo corruptos y amiguistas al menos no tienen que lidiar con los verborreicos apologistas del odio, salvapatrias obtusos, mediocres meapilas malintencionados, borrachos de sobervia, ignorantes orgullosos, hipocritas profesionales, mentecatos, necios y deficientes morales que supuran cual seres, tan infectos como innecesarios, en un pais de naciones que no son son capaces de mirarse a la cara ni se reconocen en el espejo. Una esquizofrenia de naciones en el que su gente es su mejor patrimonio y su incapacidad para escuchar y ver mas alla de sus propias narices es su mayor lastre .

1 comentario:

Carlos de Antonio dijo...

Te has calentado al final y por eso se te ha escapado soberbia sin b, lo de hipócritas y más sin tilde te la perdono porque seguro que estás en teclado guiri.
Eso en la forma, en el fondo parcialmente de acuerdo. Ya te contaré.
Un abrazo madrileños para el niño de Limerick