lunes, abril 16, 2007

Silencios II

- Y tú, ¿Por qué no lloras?

- Llevo despidiéndome de la gente que quiero media vida, empiezo a estar acostumbrado.

- ¿Y no estás triste?

- Claro que estoy triste, pero sé que la vida tiene extrañas formas de hacer cuadrar las cosas y que de alguna u otra forma acabaremos viéndonos antes de lo que crees.

- ¿De verdad lo crees?

- No, realmente no. Creo que no volveremos a vernos jamás, que nos echaremos de menos durante meses, pero que quienes hemos sido aquí no lo volveremos a ser aquí, por lo que incluso en el reencuentro no seremos los de ahora sino otros, más grises, más distantes, más desconocidos.

- Creo que no puedes sentir la ausencia de quienes quieres porque hace tanto tiempo que estás perdido que dificilmente nada ni nadie puede llenar tu vacio. Estás tan solo con ellos como sin ellos.

- ....

- ¿Y ahora por qué lloras?

- Porque no tienes razón.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón, sí que se puede sentir la ausencia de los que quieres, y no estás tan solo con ellos como sin ellos.

Un abracito de recuerdo ;)

S.

arda dijo...

Y también puedes sentirte solo estando rodeado de personas. Incluso puedes sentirte acompañado aunque no haya más personas, pq en ese caso te acompaña el aire, la tierra, la energía cósmica (o como quieras llamarlo...)
bsiks

ardados dijo...

Palabras sabias, personas sabias, libros sabios… Esta mañana he consultado oráculo del I-Ching (traducción de Wilhelm), el libro de las mutaciones, viejo libro sabio entre los que haya. Con su lenguaje críptico nos conecta y, si sabes verlo, te enseña el camino del medio…
Al lanzar las monedas (se lanzan 6 veces, para + info hay muchas webs que lo explican, aunque cuidado pq hay mucha demagogia), pues lo he hecho pensando en este texto del bloq, y me ha respondido lo siguiente:

La gracia (hexagrama número 22)
Arriba Ken, el aquietamiento, la montaña
Abajo Li, lo adherente, la llama

El signo muestra un fuego que prorrumpe de las secretas profundidades de la tierra y, llameando hacia lo alto, ilumina y embellece la montaña, la celestial altura. La Gracia, la forma bella, es necesaria en toda unión, a fin de que ésta sea ordenada y afable y no caótica y desordenada.

Sentencia:
Hay ventura.
Es favorable que desde lo pequeño se emprenda algo.


Imagen:
Debajo, al pie de la montaña está el fuego.
Esta es la imagen de la gracia.
Así resuelve el noble los asuntos corrientes.
Pero de este modo no decide sobre los asuntos importantes.


Líneas (concreciones del hexagrama):
Han salido la segunda y la cuarta líneas
2ª línea
La barba no es algo independiente. Sólo puede ser movida junto con el mentón. El símbolo significa, pues, que la forma ha de tomarse en cuenta sólo como añadidura, como fenómeno acompañante del contenido.

4ª línea:
¿Gracia o sencillez? Un caballo blanco llega como volando.
Él no se propone raptarla, va a cortejar en el tiempo apropiado.


((El I ching nos habla, le damos las gracias.
Si hay algo de lo que dice que nos gusta o que nos molesta, quizá sea el momento de sacarlo a la luz…))

http://www.e-ching.com