viernes, abril 13, 2007

Juego

Cada uno dice un refrán, teniendo en cuenta que tiene que recordar el suyo propio para la siguiente ronda. Todos sabemos que cada refrán se divide en dos partes. El juego consiste en que cada uno intercale en la siguiente ronda la frase "entre mis sábanas" entre ambas partes y "entre mis piernas" al final del refrán de la ronda anterior.

Es decir, si en la primera ronda has dicho:
A quien madruga,
Diós le ayuda.
En la siguiente ronda tendrás que decir:
A quien madruga
entre mis sábanas,
Diós le ayuda
entre mis piernas.
El resultado, entre colegas, puede ser la mar de curioso (o no), espedialmente después de unas cervecitas.
[PD: que gran fin de semana en Connemara]