jueves, noviembre 16, 2006

Una anédota Cubana

Puestos a cambiar de escenario de historias os contaré la anédota que le contó un cura cubano de erasmus en Dublín a otro erasmus madrileño de Limerick. Según él que el problema en Cuba cuando no esté Fidel serán las venganzas. Esto es lo que contó:
Un anciano llamado Fidel se cayó en su casa lástimándose la cadera. Entonces una familiar salió al balcón para pedir ayuda gritando "Cayó Fidel!". Uno de los vecinos al oirlo salió corriendo de casa con un palo enorme que tenía guardado, y se fué hasta casa del chivato del barrio. En cuanto le abrió la puerta le partió la cabeza en dos.
Sabe diós que ocurrirá cuando falte Fidel. Personalmente creo que es muy ilustrativo de la situación allí, y como la dictadura se ha filtrado en toda la sociedad, expresándose con esa violencia que todos olvidamos se llama represión. Que la primera reacción sea contra los tentáculos más cercanos, los de cada día, no me extrañaría.

4 comentarios:

Carlitos Sublime dijo...

Pues sí. Ya verás cuando en Andalucía pierda las elecciones el PSOE después de 25 años, ya...

Saludos. Abrígate.

Carlitos

Xan dijo...

Te fuiste de orgasmus y no me dijiste nada. Malo! ¿Qué quieres que le haga a las palabras de verificación? Joooooo

Medea dijo...

Cuba es como una olla exprés... salvese quién pueda.

Bohemio dijo...

nuunca me gusto la oprecion en que viven alla, la libertad es algo natural del ser humano, con o sin fidel algun dia llegara