sábado, noviembre 11, 2006

Fotografía

Todos sabeis lo que me gusta la fotografía. Ese instante en el que el espejo salta al apretar el disparador, ese momento atrapado, casi robado al tiempo, me fascina. Sinceramente, me encanta. Es difícil de explicar, pero es tremendo.

Es algo que de momento tengo que racionar, porque he de reconocer que pierdo el norte con facilidad y acabo emborrachado, sin vista ni perspectiva.

La mayoría de las fotos buenas que he hecho han sido de carambola, y sólo últimamente he conseguido cazar alguna con un poco más de alevosía. Es lo bueno de hacer mil fotos malas, que de todas aprendes algo.

Puestos a soñar me gustaría algún día, sin duda lejano, muy lejano, llegar a la suela de los zapatos de maestros como Tino Soriano (Sinceramente, magnífico). O poetizar tal como lo hace Chema Madoz (Aquí teneis una galería para que os hagais una idea rápida de su trabajo. Es para llorar. Cómo se puede ser tan grande, tan bueno, tan... descomunal). Simplemente por mencionar a algunos. Mientras tanto seguiré buscando mis fotos, a ver que encuentro.

2 comentarios:

bellosoli dijo...

sabes q siempre q lo necesites te puedo ayudar con lo de las fotos, jejejeje!

chocoadicta dijo...

Conozco el trabajo de ambos. El de Madoz es siempre original pero el de Soriano, como todos los fotógrafos del National Geographic, es vida, es color...