miércoles, octubre 18, 2006

Parece mentira

Ya es 18 de octubre, y parece que lleve aqui meses y meses, mientras que al mismo tiempo no puede ser que falten menos de dos semanas para noviembre.

El viernes se fué el polaco de la casa, y tocó la primera despedida. Un buen tipo al que echaremos de menos. Eso sí, nunca os compreis una maleta barata para meter botellas de wisky y cerveza y corrais con ella a coger el autobús.

Nos quedamos en casa la irlandesa que quiere ser policía, el irlandés que fué futbolista y ahora quiere ser maestro, y el arqueólogo que nunca está y que esta semana ha dejado el apéndice en el hospital. En total vivimos 4 (+3, las respectivas parejas), y ahora nos toca esperar quien viene a ocupar mi vieja habitación (claro, porque un servidor se ha trasladado corriendo a la habitación del polaco, más grande, y con más luz, carajo). Ya veremos que pasa.

De momento hay que reconcer que he tenido suerte, porque son gente tranquila, aunque tampoco nos aburrimos. Nunca antes me había despertado la alarma antiincendios, a las 8 de la mañana, con la casa llena de humo (y es que a la moza irlandesa se le ocurrió hacer tostadas en el horno e irse a ver la tele, alma de cántaro). Ole que ole. Aunque peor le sentó al otro irlandés que se despertó de la borrachera con los amigos encima rapándole la cabeza. Ole que ole bis.

Extrañamente no puedo subir fotos al blog, lástima. Curiosamente hoy no me sorprende.
PD: En irlanda no se si hay gripe del pollo, pero gripe de la de toda la vida parece que sí, merdé.

5 comentarios:

chocoadicta dijo...

Las alarmas antiincendio son la pera, la que tengo en casa salta con cualquier cosa... siempre estamos amenizando al barrio :))

bellosoli dijo...

el tiempo se vuelve muy relativo estando de erasmus, ya irás viendo. Ahora, como tus compis de piso de barna (concretamente uno, el más guai de todos) no encontrarás ningunos!

La Vice dijo...

La verdad es que tener unos buenos compañeros de piso ayuda bastante en una experecia de este tipo. De hecho, yo creo que son un 80% del buen recuerdo que te puedes llevar luego!!! jejejeje

Por aquí se te echa de menos!!!!

Un besote!

Gill Bates dijo...

por aqui no.

Gaby...

Prometeo dijo...

Chocoadicta; aquí por lo visto también pasa, y no se puede casi ni cocer algo sin que salte, así que pusieron la alarma en la planta de arriba en lugar de la cocina. El día menos pensado morimos todos. Además por lo visto el material del detector es radioactivo, jajajaja.

Bellosoli; Estoy totalmente de acuerdo en cada uno de los puntos, sin duda.

La vice; Sin duda, llegar a casa y sentirte acogido, en casa, es mucho. Lo malo es que yo estaba muy mal acostumbrado y claro, mejorar lo de antes es difícil.
Aisss, por aquí más, palabra.

Gill Bates; que cabrones, ya os llegará ya. Aunque de momento aquí ha sido una falsa alarma.