viernes, junio 23, 2006

Flying circus

Ayer a estas horas tuve un sueño. No era una pesadilla propiamente dicha, sino un sueño excesivamente real y doloroso, que me dejó ko para todo el día.

Cambiando de tema, estos días se ve que se celebra el mundial de futbol, mientras nosecuantos miles de jovenes y jovenas (muerte al lenguaje políticamente correcto, pordios!) hacen los exámenes de selectividad. Que gracia.

Será que no lo recuerdo como algo especialmente traumático. Lo curioso es que asocio aquellos tiempos con las clases de filosofía, claro que no criticaré al profesor, no sea que me caiga un puro.

El caso es que entre pitos y flautas digo yo que ya que los pobres y pobras jóvenes y jóvenas (arrgh!) no pueden ver el mundial porque tienen que estudiar, pues que quizás con esto matamos dos pájaros de un tiro. Así se quitan el gusanillo (ellos y ellas, no los pájaros y pájaras) mientras repasan filosofía.



Via: VideoSift


Y sin darnos cuenta ha llegado el verano, hay que ver. Cuando era pequeño la eternidad era lo que separaba el verano de los reyes Magos. Venía a ser algo así como un sandwich de impaciencia (emparedado, leñe, emparedado. Que aunque suene a muro de granito es el palabro que toca, y no esas mariconadas inglesas)

PD: Por qué cuando veo la afición española en el mundial siento vergüenza ajena? ¿Será por esos hombres barrigudos disfrazados de sevillanas/toreros/guardias civiles? O por los desorientados con sombrero mexicano?

PD2: Al final gana Grecia, como debe ser! La buena vida, leñe, la buena vida!

2 comentarios:

Medea dijo...

Que fuerte lo de la denuncia, fijate.. y yo metiendome con el PP cada día.. :D

Lo de la verguenza es contagioso, está claro. Luego protestan si los extranjeros entienden a España como un resumen de: folklorica+toros+tortilladepatatas.

yolita dijo...

XDD muy bueno el video. Que lejos que queda ya la selectividad... y prefiero no recordarlo u_u.