jueves, mayo 25, 2006

Sexo y publicidad

La publicidad nos avasalla cada día, a todas horas. Y todos nos quejamos de que hay demasiada publicidad mientras financia la mayor parte de los eventos y medios públicos. Forma parte de la economía de mercado, y se somete a sus reglas (autoregulación, leyes y normas) sin olvidar la más importante, que funcione .

Todos hemos tenido la impresión alguna vez que ciertas campañas han cruzado la línea de lo moral, aunque cada cual pone las líneas en lugares distintos. ¿Eran denigrantes los anuncios de Axe? ¿Son las minorías molestadas por ciertos anuncios simplemente daños colaterales? ¿Hace falta más regulación? ¿Se debe informar sobre que imágenes han sido retocadas digitalmente?

Independientemente de las respuestas que encontreis la verdad es que el listón publicitario se mueve, y con tal de ser original, encontrar nuevos formatos e innovar se prueba de todo. Tal es el caso de la campaña de publicidad de Shaï, unos fabricantes de ropa que promocionan su colección de verano con una serie de videos porno en los que los actores/actrices empiezan vestidos con sus diseños, y acaban menos vestidos (Podeis verlos aquí, con toda la variedad H+H, H+M, M+M. Y ojo, digo porno porque lo son con todas las letras. Nada de sensual, erótico, o con guión. No, porno).

No es nada nuevo. Después de todo los artículos y juguetes eróticos llevan tiempo anunciándose así, y más de uno se habrá matado con el coche por culpa de algún anuncio de Intimissimi o similares en la calle. Pero anunciar ropa con fornicio puro y duro sí lo es, creo.

Quién sabe que puertas abre esto, o si símplemente se quedará en anécdota. El caso es que de momento ya ha conseguido su objetivo, antes no sabíamos qué carajo era Shaï y ahora sí.

Es discutible que esta campaña sea tan accesible, aunque yo personalmente creo que antes que una regulación estricta es más deseable más formación e información. Aunque por lo general siempre se acabe eligiendo la via fácil.

PD: ¿Qué habría sido del "Último tango en París" si hubiese sido patrocinado por digamos... Tulipán? ¿Y qué ocurriría con Tulipán? ¿Volvería el helicóptero? ¿Lo recomendarían para que nos hiciesen bocadillos nuestras madres?

6 comentarios:

thalatta dijo...

jajajaja lo mejor la postdata

Bárbara dijo...

¿El problema? Hay quien cree que ser transgresor sólo tiene que ver con el sexo.

Lo primero que te enseñan en publicidad es que las normas que existen están para saltártelas. Y bueno, hay quien opina que todo vale y hay quien no.

¿Un joven muriéndose de sida en los brazos de sus padres para anunciar trapitos insustanciales? ¿Esa publicidad le da carácter a la marca? ¿Simplemente es llamar la atención?

Yo, desde mi punto de vista como profesional de la publicidad, creo que no todo vale. Siempre hay una vía creativa y transgresora que no hiera la sensibilidad de según qué grupos.

También tengo que decir que hay muchos grupos que en seguida se sienten atacados sin entender la "gracia" del anuncio. Acordémonos todos del caso Bocatta...

bellosoli dijo...

Creo que mientras el anuncio no sea explícitamente ofensivo no tiene que haber problema. Nadie tiene por que ofenderse por ver una chica escultural anunciando ropa interior. Ni tampoco por ver al chico de cuerpo perfecto y ni un solo indicio de bello corporal ataviado con solo unos calzoncillos CK. Los anuncios explícitmente ofensivos, que los hay, ya es otro tema. Y es que se puede aceptar que a ciertos modelos se los utilice como objetos sexuales. Si alguien siente que se ofende a su genero por ello pues tiene un problema. Otra cosa es que se diga: "vaporeta Manoleta, la mejor para la limpieza que es lo único pa lo que sirve la mujer" o "condones segurex! cubre el cerebro de tu hombre con ellos y te aseguraras que no nos jode a todos procreando!" Pues esto si que es claramente ofensivo más que agresivo. Y repito, este tipo de anuncios existen!

alp dijo...

Mientras que ningun grupo social se sienta discriminado por un anuncio yo creo que todo vale. Aun asi, se utiliza bastante el sexo en la publicidad para llamar la atención pero mientras no se humille con ello, no hay nada de malo. Este anuncio en particular es bantante llamativo y en mi opinión un poco fuera de contexto.

Un saludo!! :D

Inma dijo...

Ey Prometeo,
Interesante y divertido, tu blog.
En esto soy optimista y me parece que al final, la publicidad dejará las armas pesadas y buscará llamar la atención por otros medios, por ejemplo, la originalidad y el buen gusto. Pero me temo que el giro no se dará por ahí, sino hacia lo "freaky": véase "Opá" "Amo a Laura" o los anuncios de Media Markt...
Un abrazo, Nacho!
Inma

Te invito a pasar por mi nuevo blog: lanzaspalabrasveloces.blogspot.com

Prometeo dijo...

Thalatta; jejeje, ya ves. La verdad es que todo el post es una excusa para la postdata, que era lo que en realidad me preocupaba :-)

Bárbara; Totalmente de acuerdo, no todo vale. La verdad es que llamar la atención con el sexo es extremadamente fácil, y por lo visto efectivo. El sexo llama la atención y escandaliza. Y nada atrae más que el escándalo, lo excesivo, lo que cruza la linea, el acicate del morbo. Personalmente me preocupa mucho más la mentira y la manipulación. Me alucina que sea mucho peor enseñar una teta o un culo que mentir. Y esas minorías ultrasensibles, bueno, cuanto más se ofendan yo creo que será peor.

Bellosoli; el problema es que lo de "explicitamente ofensivo" es un tanto relativo. La mayoría de los anuncios dirigidos al sector femenino se me antojan bastante cabreantes. Pero deben de funcionar, pq siguen haciéndolos. Hubo un tiempo en el que Magno era cosa de hombres, y que un negro anunciase jabón era impensable. Bueno, todo cambia, aunque en su momento recibiese críticas... todo acaba en su sitio.

Alp; La verdad es que la mayor parte de las veces nos preocupa más el envoltorio que el mensaje. La gente de Shai vende ropa de diseño a un público que valora las marcas, lo transgresor, lo exclusivo, la originalidad, que utiliza internet y que tiene una mentalidad y una vida sexual más abierta que otros consumidores. Desde esa perspectiva la campaña se hace un hueco a codazos, aunque no se yo si llega a donde quiere llegar (tendría que preguntar a posibles clientes y la verdad es que no me muevo por esos ambientes). En cualquier caso tal como dices el anuncio es llamativo. Y aunque habrá a quién ofenda, la verdad es que está en un medio en el que no resulta invasivo, así que quien se ofenda es pq le ha picado la curiosidad, jejeje. Por otra parte, es difícil poner puertas al mar.

Inma; Andá! que sorpresa! Bienvenida a la blogosfera o blogocosa (como quieran llamar a esta pandilla de exhibicionistas "anónimos"). Tal como dices esto de los blogs no tiene sentido sin los demás, hasta el punto que cuando un blog de los habituales desaparece o se abandona se lleva consigo un trocito de ti. Hay blogs y blogs, claro. De los personales los hay efímeros, los desahogos, los monotemáticos, incluso los hay que te invitan a sus vidas, directamente al salon a tomar un café, sin pasar por el recibidor. Pero bueno, que te voy a contar que no sepas? Suerte y que lo disfrutes ;-)
Yo creo que la publicidad seguirá utilizando las "armas pesadas" porque funcionan, la belleza vende. Y es que el arma pesada por excelencia no es el sexo en si, sino la sexualidad, la mujer atractiva, el hombre cañón, lo que se insinua más que lo que se muestra. Esencialmente, poner los dientes largos. Aunque tal como dices el frikismo gana peso día a día, y el sentido del humor ganará siempre por paliza. Pero eso cuesta más.

Y con esto y cuatro abrazos me despido hasta la próxima. Sed buen@s!