miércoles, mayo 24, 2006

25 de Mayo, Día del orgullo friki

Un día el Señor Buebo se levantó y decidió que ya estaba bien de tanta opresión, por lo que había que celebrar el día del orgullo friki. Eligió el día, 25 de Mayo (aniversario del estreno de Star Wars, o creiais que lo de friki no iba en serio?), lo comentó a los coleguillas, hizo una página web y publicó un manifiesto:
Porque hay Dia del Padre, de la Madre, del Trabajo, de la Mujer Trabajadora, del Orgullo Gay... comenzaremos una campaña a nivel nacional para que a los frikis (que ya somos legión) se nos tome en serio y no nos definan como "niños grandes". [...]

La verdad es que me parece una iniciativa encomiable. Cuando oí por primera vez lo de friki lo asocié más bien a bicho raro, con dificultades para sociabilizar y con exceso de entusiasmo por algún tema concreto. Además parece que para serlo el tema que te fascine tiene que ser de importación, de manera que eres friki si tienes toda la colección de Spiderman o X-men, pero no si lo tuyo es Mortadelo o Zipi y Zape (y es que no es lo mismo el comic que el tebeo, nooo). A un fanático de la poesía no le llamas friki. No.

En mi opinión todos tenemos un pequeño friki dentro (también un pequeño facha, un pequeño cabrón, un pequeño martir, etc. Cada cual los cria como quiere, eso sí). Yo no niego mi pasado.

De pequeño leía el TBO, descubrí el mundo con Mafalda, repudié a Mickey Mouse aunque sí me gustaban los Don Mickey que heredé y que compraba de vez en cuando por cinco duros. Entonces un Superhumor era un tesoro, y 13Rue del Percebe la meca de los tebeos. Mortadelo estaba bien, mejor que Zipi y Zape, pero entonces descubrí Super Lopez. Mis primos eran mis camellos. Me iniciaron a los americanos aunque a mí me gustaba más Batman o Vigilante que los mutantes, porque eran más humano. Calvin y Hobbes llegaron en inglés y para entonces Garfield ya no tenía ni puñetera gracia. Con Akira descubrí el manga, y disfruté con aquellos primeros tiempos en los que casi nadie leía cosas de esas. Y cuando se puso de moda empecé a leer Sandman, sencillamente una maravilla. Y ahí dejé de momento los comics, no por nada en particular.

Así que estas son mis coordenadas frikis, a lo que se podía añadir algún escarceo con el rol y una infancia con videojuegos (y no he matado a nadie). Pero me da a mi que no tengo el nivel que exíge el decálogo. Así que espero que sea un éxito y que lo pasen muy bien, pero no me busqueis por allí (es que por lo visto organizan actividades) .

PD: Cuando veo a Casco Oscuro no puedo evitar acordarme de Aznar. ¿Tiene cura doctor? No, lo mio no, lo de Aznar quiero decir.

1 comentario:

valentina dijo...

Al final yo también he vuelto a leer tu post del 10 de Enero..y el mío... he podido ver la diferencia..
No sé si soy friki de algo..seguro que si..a mi también me encantaban los tebeos, mi padre me los traía cuando volvía de sus viajes..
Besitos.