martes, abril 04, 2006

La felicidad

¿Cuanto cuesta la felicidad? Así a bote pronto más de uno dirá que un cojonal, porque tal como viene se va y no hay manera de amarrarla pa siempre. Cada cual tiene su propia receta para ser feliz (o intentarlo) pero el caso es que es un tema que trae de cabeza a medio mundo y parece que no falta quien está empeñado en encontrar atajos que eviten los problemas de amor, dinero, sexo, y salud.

Dicen que la felicidad no la da el dinero, pero también es cierto que según como el dinero puede llevarsela por delante con suma facilidad.

Un par de economistas (John Helliwell y Haifang Huang, universidad de Columbia) han analizado el eterno dilema de "qué prefieres? un trabajo que te gusta o uno que no te gusta pero pagan más?"

Al parecer según sus conclusiones confiar en los jefes equivale a un aumento de sueldo del 36% (no se si existe, o si es como las meigas. Casi que podemos ir llamando a Iker Jiménez para que lo investigue), y estar a disgusto con los jefes equivale a una reducción del sueldo de también el 36%.

Seguro que lo han argumentado muy sesudamente pero el caso es que a pesar de tratarse de valores tan grandes lo cierto es que a grandes rasgos hay que reconocer que están bastante acertados. Un mal jefe te puede hacer repudiar cualquier ascenso.

Y es que la felicidad no va siempre de la mano del dinero. Tal como defiende Javi (gran amigo y mejor fiósofo) si te toca la lotería a los tres meses ya lo has asumido y vuelves a estar tan feliz como antes (para bien o para mal). Bueno, él lo cuenta mucho mejor.

Al final la felicidad es una cuestión de expectativas. Si para ser feliz hace falta un coche, una casa con jardín, una tele de plasma con mil canales, tener lo más, y ser lo más, trabajando tropocientas horas, comerte el atasco diario, y vivir cansado, creo que paso. Casi prefiero seguir el consejo de este banco alemán.

Para acabar otros consejos para consumistas:

• DON'T BUY THINGS, BUY FREEDOM.
• IF YOU CAN'T BE WITH THE STUFF YOU LOVE, LOVE THE STUFF YOU'RE WITH.

Y otro día analizamos con más detalle el estudio del banquero alemán sobre la felicidad y el dinero.

3 comentarios:

chocoadicta dijo...

Supongo que la felicidad depende del grado de conformidad de cada uno. Hay quien necesita mirarse en el vecino y comprarse lo mismo para ser feliz, hay quien con poco sonríe por vivir y hay quien con mucho no encuentra felicidad alguna.
Supongo que el dinero no da la felicidad pero ayuda a conseguirla o al menos quita algunos problemas del día a día y te deja respirar :).
Besos

Anónimo dijo...

ahora mismo pibe mi felicidad depende de tu mail. te deseo lo mejor en estas fexas tan se;aladas que euno disfruta en Buenos aires. enviame el mail que no se como decirlo. guapeton,

todo lo que siemepre quisiste saber y m'as sobre la felicidad . . .

bellosoli dijo...

Pues a mi el Cis me hizo una encuesta sobre mi felicidad ayer! Creo que no quedé muy bien...