sábado, abril 29, 2006

Estoy enganchado a dos cosas ultimamente. A Hot Hot Heat (grupo de música, disco Elevator, canciones Goodnight, The island, y alguna más), y a House.

House es un cabrón. Cínico y sarcástico. Drogadicto, e incapaz de amar. Si House no estuviese cojo lo odiariamos. Si House fuese feliz con su vida sería un hijo de puta. Si House pudiese amar entonces quizás sería menos cabrón, menos cínico, más amable y no tendría ni puñetera gracia por muy asquerosamente inteligente que fuese.

Hot Hot Heat me gusta cada vez más y creo que el hecho de que no canten sobre el amor tiene bastante que ver. Después de todo hace tiempo que me siento un poco House, obviamente no por la inteligencia, ni el humor ni la brillantez. Esto de no poder amar no es fácil de explicar, y tampoco se arregla con pastillitas.

3 comentarios:

Medea dijo...

Yo desde que vi un anuncio en que soltaba una de las suyas, no he podido dejar de seguirlo..

No es tan cabrón, es lo bueno del asunto: la profundidad del personaje...

;) que tengas buen puente.

PD: un dia habrá que hacer en el blog recopilación de sus mejores frases. Lo tengo en tareas pendientes...

thalatta dijo...

llevan desde los inicios de la humanidad tratando de explicar esto del amor, ¡no lo vamos a descubrir ahora en un blog!
Ná, suerte... (¿el amor dicen también que está tras una esquina?, mira a ver)

Prometeo dijo...

Medea; Cuanta razón, no es tan cabrón, pero tela.
Hay diálogos enteros para enmarcar, y la verdad, son lo mejor de la serie, junto con los personajes. Los enfermos y sus enfermedades son casi lo de menos.
En el capítulo 9 "No RCP" (larga vida al emule) hay uno sobre la gente con un don que es impresionante. Y así unos cuantos.
Ahora que los he visto todos tenía que haber aprovechado para apuntar frasecillas, lástima.

Thalatta; Pues sí, el amor. Ya sea su falta, su exceso o defecto la humanidad no ha dejado de darle vueltas. Y la verdad, a estas alturas de la historia creo que ya ha quedado todo dicho y los demás no descubriremos nada nuevo.
En cualquier caso cada uno lo vive como algo único y especial. Yo personalmente ahora mismo soy incapaz de vivirlo, y tiendo a la autodestrucción. Jejeje, parezco un mensaje de misión imposible.

Abrazos!!