jueves, marzo 16, 2006

Otro día más con el tren a rebosar. Consigo entrar por los pelos. Apiñados como sardinas en lata, se oyen toses de los colores y texturas más variadas. Incluso algún estornudo preocupante. Y entonces ponen la canción:



"Catch my disease" de Ben Lee

Alguien en Renfe tiene un sentido del humor de lo más curioso.