lunes, noviembre 14, 2005

Inventario


He debido de dormir un par de horas, o quizás ni eso. Soy noctámbulo, sí, adicto al trasnoche, pero ayer fue distinto. Ayer sin darme cuenta, pero buscándolo desde hace bastante tiempo, tocó hacer inventario.

Repasé estos últimos meses, incluos años, como quien lee las lineas de la mano y traté de dejar en aquella libreta mi interpretación de lo que vi. Es una libreta, casi un libro, en el que de vez en cuando fuí escribiendo un cuaderno de bitácora. Ahí está un pedazo de mi, lo reconozco, en tinta azul. Es algo que recomiendo porque permite mirar atrás con la perspectiva y la honestidad de tener pruebas fiables de lo que te pasaba por la cabeza entonces. Es como enviar mensajes desde el pasado, que bien pensado resulta fascinante.

Es curioso como en esencia somos lo que somos, y como cambiamos o nos cambian. Es curioso como la gente se va abriendo paso en nuestro corazón, como crecemos para hacernos más descreidos e incluso más inocentes. Es curioso como olvidamos los detalles inolvidables y como los recuperamos como por arte de magia. Es curioso como las heridas mortales no nos matan y como hay rasguños que escuecen toda la vida.

Es de hecho por esto y por mil cosas más que la vida me parece de lo más curiosa ;-)

PD: Inventario, en contra de lo que pueda parecer no viene de inventar sino de recopilar, o eso debería.

1 comentario:

Medea dijo...

Yo siempre me he preguntado por qué se le llama a eso inventario. Es una pregunta que dejo en el aire, a ver si alguién me la resuelve...
Supongo que todos los que tenemos blogs estamos de acuerdo con lo que dices. Esto del blog no es nuevo, es el diario que ha existido desde siempre, desde que lo escribian con tintero. Aunque ahora se puede compartir si se quiere, y además de tu punto de vista te enriqueces con la de los demás.. No es mal invento (ah de ahi el término! :D)