lunes, noviembre 14, 2005


Es la portada de hoy del Diari de Tarragona, un estracto del agradecimiento de David Sanz, el hombre que perdió a su familia en la explosión de gas.
Es duro que tengan que ocurrir cosas así para darnos un toque de atención. Aunque tal como él dice, que sea para bien.
Cuesta tanto a veces decir "te quiero", o "te aprecio", abrir el corazón, perder el miedo a ser vulnerable. No a todos, pero a muchos sí. No siempre pero a veces sí.

2 comentarios:

Medea dijo...

Siempre nos pasa lo mismo, yo creo que no aprendemos...

fly dijo...

¡Que realidad tan terrible!
Y Medea lo dice muy claro, ¿cuando aprenderemos?