martes, agosto 30, 2005

Últimamente vienen ocurriendo varias cosas en mi vida que me tienen sorprendido, por no decir descolocado. Hay aprecios que no te esperas recibir y que llegan como una fresca lluvia de primavera y son de estas cosas que te hacen levantar la mirada para darte cuenta del paisaje que te rodea. Y es precioso. No recuerdo muy bien como he llegado hasta aquí, se cual ha sido el camino, pero no los pasos.

Tengo miedo de que se rompa esta pompa de serenidad, pero no lo pienso.


Hace tiempo alguien me preguntó "¿Qué has hecho hoy para ser mejor?"
Inquietante.

PD: La mudanza sigue su curso.

2 comentarios:

Atenea dijo...

Non siempre es fácil encontrar el camino por donde hemos llagado hasta donde estamos, pero hemos llegado hasta allí.

Un beso

chocoadicta dijo...

A veces es complicado seguir el camino hasta donde queremos llegar, parece que hay demasiados cruces por donde nos perdemos. Cuida ese momento que estás viviendo...
Un beso