martes, junio 14, 2005

Garbage

Pues al final va a ser que no voy al concierto. Malditos exámenes.
A quién se le ocurre hacerlo en estas fechas, un martes, y encima sin contar con mi agenda? Es que así va el mundo.


Hoy mientras iba a clase he visto un avión alejándose y no se porque he pensado en toda la gente que iba dentro, con destino a alguna ciudad, a algún sueño, a una felicidad silenciosa, quien sabe si agazapada. Quizás había alguien en ese avión que huía, o que se había dejado el grifo de la bañera abierto sin darse cuenta, o que dejaba la mitad de su corazón en tierra, o que volaba sin saber que sus maletas iban en dirección contraria. Y es que todo el mundo tiene una historia que contar, y una forma de llegar a nuestro corazón.

Lástima que seamos tantos que no tengamos tiempo para escucharnos sin más.